Amenaza de arma blanca

Curso de Defensa Policial Ante Arma Blanca en Cartagena:

“Un curso de defensa ante cuchillo”. Muchos profesionales de la seguridad han hecho este tipo de curso. Mucha técnica, algunas de ellas incluso coreográficamente bonitas. Ahora bien, efectivas? Reales ante una persona armada con un arma blanca dispuesta a todo para usarla con éxito sobre nosotros? Con adaptación legal? Defendibles ante un Tribunal? Sin haber pactado previamente el lugar del ataque? Con velocidad real y continuidad de ataques? Sin que el atacante se pare ante el primer ataque esperando a que se realice sobre él una técnica? Usando la mano libre del cuchillo también? En espacios confinados?

Curso  CartagenaAsentar las bases reales de una agresión con arma blanca y las bases legales de respuesta policial fue imprescindible en el inicio del curso

Y podríamos seguir con bastantes más preguntas que desmontarían los tradicionales “cursos de defensa contra cuchillo”. Pero no faltaremos a la inteligencia y experiencia de los profesionales que leen el boletín del Centro, así que nos detendremos aquí.

Aunque si hiciese falta, tan sólo deberíamos hacernos una pregunta: qué hago quieto y con las manos por delante ante una persona que me amenaza a corta distancia con un cuchillo, el cual estoy viendo desde el mismo momento en que percibo la amenaza? Por qué no me muevo hacia atrás o realizo otra acción defensiva? Por qué espero a que me ataque para realizar una técnica de bloqueo y posterior control coreográfico?

Sencillo: porque si no hago todo eso,  se acaba el curso. Necesito quedarme quieto y que me ataque para poder hacer la técnica procedente del guión del curso. Si me muevo hacia atrás y, legalmente, hago uso de mi arma en abstracto, se acabó el curso. Así que mejor, me quedo quieto, viendo el cuchillo y esperando a que me ataquen.

Esa es la diferencia entre un “curso contra cuchillo” y un curso de defensa POLICIAL ante AMENAZA de arma blanca, donde lo primordial es que el ataque sea sorpresivo. Es decir, que entre que percibo el cuchillo y existe ataque no hay prácticamente margen de tiempo y, por lo tanto, sólo tengo la alternativa de defenderme con lo que en ese momento tengo en las manos. Atendiendo a muchos factores para que el uso de la fuerza sea congruente y proporcional.

Y esa fue la base del curso que se realizó en Cartagena: establecer las bases reales y legales tanto de un ataque de arma blanca, desde su amenaza hasta su acción motor y la reacción defensiva del agente desde la percepción del arma hasta el uso de la fuerza en concreto, en todas sus fases y transiciones.

Los agentes asistentes comprendieron inmediatamente el razonamiento basado en Ley y Ciencia del formador del Centro TDPE®, en este caso el Director del Centro y Perito Judicial en el Uso de la Fuerza, Emilio Bolea. Algunos de ellos asentían sonriendo y pensando en las veces que habían estado “aprendiendo” esas técnicas y lo absurdo que lo veía ahora. Mejor en un entrenamiento que en una situación real….

Como siempre hay alguna persona que añora los viejos tiempos y le cuesta desprenderse de las tradicionales técnicas, contamos con el mejor antídoto para permanecer en ese tipo de mundo real que suele ser trágico cuando choca contra un verdadero ataque con arma blanca en la calle: el cuchillo de entrenamiento Shocknife. Como todo el mundo sabe, el Centro TDPE® es el único Master Instructor del sistema defensivo oficial de Shocknife para España y el resto de países de lengua hispana. Eso nos ha permitido desarrollar un sistema defensivo policial y adaptado a la legalidad vigente en nuestro país.

Curso Cartagena Shocknife

Parte del equipo de formación usado en el curso. Imprescindible: el Shocknife

Una vez dispersadas todas las dudas sobre cómo ha de ser un entrenamiento policial ante una amenaza de arma blanca empezamos a considerar los aspectos legales de respuesta. Como es usual en este tipo de formación, las dudas se centraron en la congruencia del uso del arma de fuego y, con su aspecto en concreto, la proporcionalidad. De hecho, algunas de las preguntas del cuestionario, tanto jurídico como operativo, iban encaminadas a conocer las respuestas de los profesionales de la seguridad sobre este tipo de situaciones.

Evidentemente, el trabajo con el Shocknife facilita mucho el entendimiento sobre las reacciones psicofisiológicas que tiene un agente de policía ante una amenaza real y violenta con un arma blanca. Lo siente y, por lo tanto, lo vive y lo entiende. Con este tipo de entrenamiento ahorramos mucho tiempo y discusiones sobre la efectividad o no de ciertas técnicas. Y con las explicaciones de la base legal de la actuación, el curso estuvo centrado y pudimos realzar un dinámico y ligero entrenamiento. Además tuvimos la suerte de contar con un abogado-policía, de la plantilla de la PL de Cartagena, que podía corroborar todo lo que hacía referencia a los apuntes legales que el formador comentaba, y en los que basaba toda la respuesta defensiva.

El curso tuvo una trayectoria lineal y progresiva, para que tuviese el máximo de aprovechamiento. Por ello, al principio se entrenó en espacios abiertos, sin límite de alejamiento de la amenaza; pero luego pasar a espacios confinados, donde la percepción de riesgo es mucho mayor y la repetición de la agresión más probable.

Training Shocknife TDPEFormación en espacio abierto con posibilidad de alejamiento y transición en el uso de la fuerza

En el primer escenario permitía y obligaba a que el agente pudiera y debiera ir hacia atrás en el momento de la percepción de la amenaza, tanto si esta se convertía en agresión con acometimiento o no. Por lo que los desplazamientos lineales traseros fueron imprescindibles para tener una oportunidad de alejamiento, defensa y, en su caso, transición en el uso de la fuerza.

 La diferencia entre los ataques de cuchillos de goma y con el Shocknife se hizo patente en los desequilibrios y caídas al suelo. Con los primeros, no sucede. Con el segundo es lo más común. Esto implica una adaptación táctica imprescindible, tanto desde el punto de vista operativo como jurídico.

Cuando los agentes tuvieron insertado la respuesta técnica defensiva que les permitía solventar los primeros ataques con resultados satisfactorios de linealidad de movimiento, tiempo de reacción, reacción motor defensiva y transición en el uso de la fuerza, pasamos a aumentar la sensación de riesgo y de compromiso en la inmediatez de la reacción en espacios confinados.

Aquí el Shocknife se convirtió en una herramienta altamente efectiva en cuanto a la inoculación de estrés y percepción de riesgo. El continuo chisporroteo eléctrico del filo a escasos centímetros y con ataques contundentes y múltiples, activó todos los sentidos de los agentes. Quedó claro, si cabe aún más, que sólo puede existir una forma de reacción defensiva ante este tipo de agresión y bajo condiciones de activación amigdálica. Se conminó a todos los presentes a que se intentará realizar cualquier otra cosa.

La respuesta se dio cuando todos los agentes requirieron al formador que no se perdiese el tiempo y que querían seguir sintiendo lo que únicamente el Shocknife puede proporcionar en este tipo de ataques. Comentar, en este punto, el gran compromiso del grupo, que en un ejercicio como este en el que la percepción de riesgo es muy alta, no sólo realizaron el ejercicio de forma brillante si no que quisieron continuar con más del mismo estilo. Lo que dio paso a un ejercicio altamente comprometido en la zona de vestuarios (espacio muy limitado con obstáculos en 360º).

Curso Cartagena TDPELos agentes preparándose para el ejercicio en espacio confinado

Este ejercicio tenía un objetivo claro: constatar el efecto túnel que y focalización de toda la atención en el arma agresora, no prestando atención a cualquier circunstancia y/o alternativa ocasionalmente aparecida en el entorno. Además, el haber tenido un entrenamiento previo basado en la posición estática a la espera de ser atacado con el cuchillo para, entonces, realizar una técnica, condena sobremanera la forma de actuar del agente en el caso en que la situación sea real y el agresor cuente con otros mecanismos alternativos y conjuntos de ataque.

Curso TDPE CartagenaEl ejercicio en espacios confinados con ataques múltiples fue ejecutado con gran compromiso por los agentes

La última parte del curso se basó en el uso del bastón policial. Pero primero se establecieron las bases y entendimiento de por qué usar un bastón contra un cuchillo. Entonces pasamos al cómo. Con un ejercicio dinámico apoyado con protecciones adecuadas, pudimos entender las dos fases defensivas de las que consta la defensa con bastón ante arma blanca. La distancia de aplicación marca la diferencia entre una y otra.

El Centro TDPE® agradece a la ESPAC todo el apoyo recibido para la realización del curso y a la Policía Local de Cartagena y su Ayuntamiento su confianza en nuestro sistema de formación.

A todos los agentes asistentes, que pudieron ver y comprobar la otra forma de entender la formación policial cuando está basad en Ley y Ciencia, por su compromiso y entrega en el entrenamiento.

Y a J.G. por la organización, gestión y apoyo durante todo el proceso del curso. Y cómo no…… a Juan Gil.

 

Emilio Bolea
Director del Centro de Investigación y Formación en el Uso de la Fuerza TDPE®
Perito titulado en el uso de la fuerza

NOTA: No se permite la copia o reproducción total o parcial, tanto del texto como de las imágenes sin la
expresa autorización del autor. Para consultas: tdpe@tdpe.net

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s