LA SALUD TAMBIÉN HA DE DEFENDERSE

En fecha 12 de julio de 2018, los agentes de la Policía H.P.S y V.T.G, procedieron a la detención de un sujeto de origen foráneo tras verse obligados a reducirlo durante una conflagración tras ser sorprendido en un robo con violencia.

Dicho individuo manifestó a los agentes que padecía SIDA y HEPATITIS, tras lo cual, expectoró reiteradamente a uno de los Policías.

Acto seguido, los agentes procedieron a introducirlo en el vehículo con las esposas reglamentarias al objeto de evitar la virulencia del detenido.

Inmediatamente, el agente que había recibido los esputos, se quitó la prenda reglamentaria, con el fin de elidir transferencia de fluidos a manos u otras partes expuestas de su físico.

Mientras tanto, el detenido golpeaba con las piernas y la cabeza el interior del habitáculo policial del coche patrulla.

Tras ello, fue trasladado a un centro médico, donde hubo de ser sedado por el personal facultativo.

También, uno de los agentes, grabó con su móvil al detenido, al objeto de demostrar los daños que estaba infligiendo al habitáculo del automóvil policial.

No obstante, la Jefatura de su comisaría, procedió a aperturar expediente disciplinario a los agentes por falta grave, por permitir a un arrestado dañar el habitáculo para detenidos del vehículo policial, también por quitarse una prenda reglamentaria y por último, por grabar imágenes sin el permiso administrativo de la superioridad.

Perentoriamente, los agentes se pusieron en contacto con el equipo de defensa jurídica del Centro  TDPE®, al objeto de articular su defensa.

Tras demostrar a lo largo del expediente, que la actuación de los agentes tuvo su base en preservar valores jurídicos como la integridad física o incluso la vida de enfermedades mortales que son eminentemente superiores al decoro de la uniformidad y adicionalmente y que era preferible el menoscabo de elementos materiales que dañar la integridad física de un detenido para reducirlo en el interior de un vehículo y por último, al argumentar jurídicamente, la casuística en la cual los agentes policiales pueden grabar imágenes bajo el total amparo de la Ley, sin necesidad de recabar permiso previo, ni administrativo ni judicial, se logró que se sobreseyera y archivara el expediente sancionador contra los agentes, en contra de la voluntad de la Jefatura de la comisaría.

No jugamos la vida, la salud, la libertad y el pan. Necesitamos que nos la defiendan. Defendemos a los que nos defienden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s